Formación de Adultos

Una de las características más significativas de todos los seres humanos es sentirse útil y trascender más allá de sí mismo. Basados en la Misión del movimiento scout, el modelo de gestión de adultos plantea contar con voluntarios adultos en constante evolución y desarrollo personal, que ofrezcan sus talentos para acompañar a los jóvenes a desarrollar su máximo potencial como seres humanos.

Todo adulto tiene un ciclo de vida en el Movimiento Scout, en el cual el voluntario es acompañado en forma permanente para lograr su incorporación al Movimiento, su adecuada formación, un desempeño favorable y un cierre de ciclo que permita resaltar los logros obtenidos y definir su continuidad en la función. El ciclo de vida de un adulto en el Movimiento Scout es:

ADULTOS